Bien sea llamado, gusanos, keyloggers, spyware o troyanos, todos estos nombres responden a un nombre en común, Malware. Son códigos maliciosos diseñados para alterar el buen funcionamiento de  los equipos electrónicos como las computadoras, los teléfonos inteligentes o tablet, causando daños muchas veces irreparables.

Hoy en día existen muchas variantes de estos malware y se han incrementado los ataques, sobre todo ahora que las transacciones electrónicas son las más utilizadas.

El objetivo de estos malware siempre ha sido el estafar a los usuarios para obtener un beneficio económico para sus creadores. Estos roban información sensible como datos bancarios, contraseñas, datos de tarjetas de crédito, inclusive fotografías que podrían ser comprometedoras.

Los ataques no siempre se han enfocado en los usuarios comunes, el atacar objetivos más grandes y que podrían generar beneficios mucho más lucrativos, también se ha vuelto un problema.

Uno de los ataques que con frecuencia comenten se ejecuta con el uso del ransomware, que no es más que un tipo de malware que se apodera de tu dispositivo, dejándolo inaccesible y que luego te solicita un pago para el rescate de tu información.

¿Qué son los malware?

La palabra malware proviene de la abreviación “Malicious Software” ó software malicioso, lo que indica que fue diseñado para causar daños a equipos electrónicos. Este término es utilizado generalmente para englobar archivos o software que causan algún tipo de avería al momento de ingresar en un sistema automatizado.

Otro modo son los botnets o rootkits, que toman el control por completo del equipo. Se estima que alrededor de 400.000 variantes de malware son detectadas todos los días.

Los malware están diseñados para engañar los sistemas de seguridad y mantenerse ocultos y así evitar su detección. El hecho que de que cada día aparezcan miles de versiones de estos virus, hace extremadamente difícil para los equipos de seguridad, mantener y garantizar que no sean afectados por estos archivos maliciosos.

Los cyberdelicuentes que crean estos malware, utilizan métodos para ingresar a los sistemas sin ser detectados, utilizando por ejemplo nombres de archivos que sean ilegibles, u ocultando las conexiones de red.

¿Cómo se prolifera un malware?

  • Una de las técnicas más utilizadas es la persuasión social, para convencer al destinatario de un correo electrónico de que abra un archivo adjunto. En ese momento el malware se propaga por todo el dispositivo.
  • De la misma forma aplicada a los correos electrónicos, muchos vienen acompañados de un enlace que, al momento de hacerle clic, te llevará a una página web que contiene el malware.
  • El Malvertising se introduce en la publicidad de una página o producto que, al momento de hacerle clic, accede directamente al sitio que aloja el malware. De inmediato se genera una descarga involuntaria del software dañino.
  • Periféricos de almacenamiento masivo infectados.
  • Los firewalls mal configurados, permiten intrusiones a través de brechas abiertas.
  • Las redes sociales también son instrumentos utilizados por los cyberdelicuentes .
  • Programas gratuitos que ofrecen regalos si los ejecutas.

Consejos para protegerse contra el malware

Se pueden emitir muchas recomendaciones para que te mantengas protegido de los malware, pero debes tener en cuenta que los hackers han encontrado formas de colar sus virus en la web.

Debemos cambiar nuestros hábitos en línea y ser más precavidos, y con la ayuda de un antimalware que sea fiable podremos hacerle frente a esta creciente amenaza.

También debemos aplicar un poco de sentido común al momento de interactuar con nuestros dispositivos electrónicos, sobre todos aquellos que nos mantienen conectados a la red. De esta forma podremos minimizar el encuentro con software desagradables.

  • Desconfía de los extraños en la red.
  • Verifica muy bien lo que deseas descargar.
  • Pon mucho cuidado al momento de visitar páginas web, trata siempre que sean de una fuente confiable.
  • Los bloqueadores de anuncios, aunado a la protección que tengas al visitar las páginas web son una buena práctica.

Escribir un Comentario

Acepto la Política de privacidad